Ámsterdam en dos días
amsterdam_barrio_destacada

Y es que dicen que un viajero fugaz es un alma en busca de su identidad, es un ser humano con ímpetu de conocer nuevas culturas, tradiciones y personas.

Ámsterdam, capital de Holanda, lugar de las personas altas y ciudad de las bicicletas, es un sitio turístico de ensueño en donde podrás encontrar canales y casas flotante que te dejarán perplejo a la hora de mirarlas.

Dos días quizá parezcan insuficientes para lograr visitar todo lo que tiene Ámsterdam. Sin embargo, son exactos para llevarte una buena impresión acerca de los recintos que tiene la ciudad y para sembrar en ti, la espinita de regresar y seguir recorriendo cada una de sus calles, museos, pistas y canales.

Una vez estando en territorio europeo debes saber tres cosas básicas sobre Ámsterdam: idioma, moneda y ubicación. Para empezar, el idioma oficial de la ciudad es el holandés, pero si no lo sabes hablar no hay mucho de qué preocuparse pues la mayoría de sus ciudadanos hablan inglés, lo cual facilita la comunicación para todo aquel turista que no maneje el idioma oficial. Y como todo cuesta, es necesario tomar en cuenta que la moneda oficial de la capital de los países bajos es el Euro, así que antes de viajar asegúrate de cambiar el dinero suficiente para que no escatimes en tu visita.

Si tu viaje es de dos días, entonces, requieres ir a lo emblemático, a lo que te hará volver y sobretodo a los lugares que te van asegurar llevar en tu memoria una experiencia única e irrepetible. Por tanto, es impensable no acudir a los tres museos básicos de Ámsterdam: Casa de Ana Frank, Museo de Van Gogh y Madame Tussaud.

amsterdam_barrio_casa_anna_frank

Probablemente el día se te pueda ir demasiado rápido, pero si llegas temprano y anticipas tus entradas seguramente puedes visitar los tres museos obligatorios de tu parada en Ámsterdam. Así que toma tus tiempos y disfruta cada pieza que veas.

  • Casa de Ana Frank: Por su relevancia histórica en la persecución de los judíos, es un museo sumamente codiciado por lo que al llegar podrían impresionarte la cantidad de personas que esperan para poder entrar a La Casa de Atrás. Sin embargo, puedes hacer reservación para evitar las filas y poder vivir de cerca los relatos que la pequeña Anni redactó mientras era perseguida por las autoridades alemanas, así como conocer la historia de las personas que se escondían entre sus paredes para salvarse de la persecución nazi.

amsterdam_barrio_anna_frank

  • Museo de Van Gogh: como su nombre lo dice, es un museo que trata y aborda la vida y obras de arte del artista holandés. Su concepto moderno permite que la visita se autodidacta, cómoda e interesante, pero si tu intención es saber más con datos curiosos, es recomendable contratar un guía que te explique y te contagie su emoción por las obras del artista.

amsterdam_barrio_museo

  • Madame Tussaud: es el sitio de personas de cera, pero reales pues sus esculturas son tan iguales que pareciera que tienes al artista en vivo y a todo color. Ser niño aquí te será fácil pues la inocencia volverá a ti en cada momento que creas que las figuras son reales.

amsterdam_madame

Una vez visitado cualquiera de los museos o los tres museos es momento de comer un alimento rápido y seguir con el tour, pues tiempo es lo que no sobra en este viaje de 48 hrs. Ya que saliste de la casa de Ana Frank y en la línea de que no puedes perder ni un segundo puedes dirigirte a la Iglesia Westerkerk en donde al subir a su último piso disfrutarás de la vista panorámica de la ciudad.

Y bueno, ya que estás sobre una de las calles que conecta a cientos de atracciones turísticas es momento de ir a Calle Prinsengracht donde encontrarás la Estación Central de trenes y tranvías de la ciudad. Es un lugar especial y único dado que es aquí donde comienzan los sueños, en donde navegan historias y en donde llegan y van todos los trenes que conectan al resto de Europa con Ámsterdam.

Seguramente para cuando estés en la estación de trenes ya será un poco tarde por lo que el último destino del día uno se ubicará cruzando la calle de la Estación Central, en el embarcadero de los barcos que te llevan por los canales de Ámsterdam. Si aún alcanzas subir a uno no puedes perderte la experiencia, pero si no lo logras, solo admira la vista y enamórate de cada color que emite la ciudad holandesa.

 

El viaje acaba el día dos pues sólo tuviste 24 horas para dar un paseo por la ciudad. Así que es recomendable disfrutar cada segundo que estés en la ciudad, empezando por despertar temprano para ir a desayunar en algún lugar que te parezca rico y cómodo.

Una vez que tomaste algún alimento para tener fuerza de empezar el día puedes acudir al famoso Barrio Rojo, uno de los lugares turísticos más famosos de todo Ámsterdam en donde lo impactante es la prostitución legal y los Coffe Shops, lugares en donde la venta y consumo de marihuana es legal pero el consumo de alcohol no se promueve.  Visitar este punto de la ciudad vale la pena pues es un lugar turístico que muy pocas veces encontrarás en cualquier otra región del mundo pues no en todos lados es legal el cannabis.

Y bueno, si te gusta la onda de la naturaleza y deseas seguir en la línea de lo natural, es obligatorio visitar el Mercado de las Flores, un lugar que alberga cientos de embarcaciones de plantas y flores que pueden ser adquiridas en los distintos comercios que laboral ahí. Visitar Ámsterdam y llevar una flor, un tulipán o cualquier otro recuerdo floral es lo mejor de tu viaje pues no hay manera más bonita de recordar la ciudad europea que con sus flores.

Y para cerrar con broche de oro tu parada en Ámsterdam puedes acudir a Plaza Spui a tomar un café, leer un libro y disfrutar de la tranquilidad que se vive y promueve en este lugar. Además, podrás encontrar obras de arte literarias que te pueden acompañar durante tu siguiente viaje.

Conocer lugares nuevos es desprenderse de las creencias que construyes en tu lugar de origen.

Visitar Ámsterdam es recolectar ideas sanas para vivir pues no olvides que tus traslados de un lugar a otro puedes hacerlos en bicicleta y crear un hábito que más adelante podrías implementar en tu ciudad para reducir niveles de contaminación y para promover el ejercicio en tu comunidad.

Amsterdam_

 

Información Sobre el Artículo
Ámsterdam en dos días
Nombre
Ámsterdam en dos días
Descripción
Si tu viaje es de dos días, entonces, requieres ir a lo emblemático, a lo que te hará volver y sobretodo a los lugares que te van asegurar llevar en tu memoria una experiencia única e irrepetible. Por tanto, es impensable no acudir a los tres museos básicos de Ámsterdam: Casa de Ana Frank, Museo de Van Gogh y Madame Tussaud.
Autor
Editor
Tu Experiencia
Imagen del Editor